Dear Barcelona

Broken. That's how I feel and how Barcelona feels, its people and its streets. As you know, last Sunday I went to Italy with high hopes. And it's been 5 days full of learning where I could meet other beautiful cities, but, call it favoritism, can't be compared with my beloved Barcelona.

Yesterday, while I was heading to the airport, I got a WhatsApp with a terrible news, that we imagined it could happen. A terrorist attack in Barcelona. Again, terrorism did break a city and was the death of innocent people. And this time it was in Barcelona, our home, my home.

Though I was far from home, my mind was in Barcelona. Las Ramblas, one of my favorite places of the city where I've shared many laughs, McDonald's, walks, conversations, secrets, photos and I always have to cross to go to the university.

I'm sad because Barcelona welcomed us as I never imagined: full of light, but sad, broken. Last night soundtrack was the sirens of ambulances and police cars and thanks to them, another terrorist attack was avoided in Cambrils.

And yes, though we had lived this same disaster in other cities, and close like Paris, we're broken. But I'm proud. I'm proud that this can't overcome us, proud of thousands of people have helped, translating, donating blood, offering shelter. I'm proud of seeing humanity when we thought it didn't exist. However, I have to express my disappointment and revulsion to all those people who filmed explicit images of wounded and dead people, and to those who spread this too. We don't need this sensationalism. Instead of filming, help!

And in the end, no matter how much it hurts, Barcelona is one more city. There's been other Barcelonas before, like Paris, Nice, London, Manchester, Mosul, Alepo, Damascus, Kabul... World is broken. And that's their main aim: divide us, institute hate and fear, but they won't. They won't be able because we're stronger than this. So let's raise our voice and say jo no tinc por (I'm not scared).

Important thing: Don't believe everything you read, trust in official sources. If you want to help, call hospitals and they will inform you. I just called the closest hospital and they told me they don't need any more translators. 
Barcelona with no filters. // By me


Barcelona, mi hogar

Rota. Así es como me siento y como se siente Barcelona, su gente y sus calles. Como sabéis, el domingo puse rumbo a Italia con muchísima ilusión. Han sido unos días llenos de aprendizajes donde he podido conocer otras ciudades preciosas, pero que, llamadlo favoritismo o no, no se pueden comparar con mi Barcelona del alma.

Ayer mientras me dirigía al aeropuerto de Milán, me llegó por WhatsApp una noticia terrible que, no nos vamos a engañar, en algún momento pensábamos que pasaría. Un atentado en Barcelona. De nuevo, el terrorismo ha vuelto a sacudir una ciudad y ha acabado con vidas inocentes. Y esta vez ha sido nuestro hogar, mi hogar.

Aunque estuviese lejos de casa, mi ser estaba más en Barcelona que en otra parte. Las Ramblas, uno de mis sitios favoritos de Barcelona, donde he compartido risas, McDonald's, paseos, charlas, secretos, fotos y por donde paso cada día para ir a la universidad.

Estoy triste, porque Barcelona ayer nos recibió como nunca la había visto: llena de luz, pero triste, rota. La banda sonora de la pasada noche la pusieron las ambulancias y los coches de policía que gracias a ellos, se pudo evitar otro atentado en Cambrils.

Y sí, por mucho que nos lo esperábamos y que hemos vivido el mismo desastre en otras ciudades, y cercanas como París, estamos rotos. Pero estoy orgullosa. Estoy orgullosa de que esto no pueda con nosotros, de que miles de personas se movilicen para ayudar a las víctimas, para traducir, para donar sangre, para acoger en su casa. Estoy orgullosa de ver humanidad cuando pensaba que ésta ya no existía. No obstante, no puedo evitar sentir repulsión por todas aquellas personas que se atrevieron a grabar imágenes explícitas, de la gente herida y fallecida y también por todas aquéllas que las han difundido. Este sensacionalismo es innecesario. En vez de coger tu móvil y grabar, acércate a la persona herida y ayúdala, ¡joder!

Y es que Barcelona, al fin y al cabo, sólo es otra ciudad más, por mucho que me duela decirlo. Antes ha habido otras muchas Barcelonas, como París, Niza, Londres, Manchester, Mosul, Alepo, Damasco, Kabul... El mundo está roto. Y ese es su principal objetivo: dividirnos, implantar el miedo y el odio, pero no, no van a poder porque somos mucho más fuertes que esto. Gritemos bien fuerte jo no tinc por.

Importante: No os creáis todo lo que leéis, confiad en las fuentes oficiales. Si queréis ayudar, podéis llamar a los hospitales y ellos os informarán de lo que de verdad necesitan. Yo he llamado al hospital más cercano y me han dicho que ya están cubiertos de traductores y lo mismo ha pasado con las donaciones de sangre. 

CONVERSATION

1 comentarios:

  1. Enrique8/18/2017

    En primer lugar, me alegro que estes bien tú y tu familia, maravilloso artículo. Estamos todos consternados, mucha fuerza! No tenemos miedo

    ReplyDelete

Instagram

Follow Us